lunes, 21 de julio de 2014

Tres poemas de Alicia en el fin del mundo, poemario de H Pascal



¡Y COCA-COLA SEGUIRÁ EXISTIENDO!
Alicia continúa con su investigación del mundo:
--Escucha esto, por favor --dice ella,
y luego, con voz pausada, como si leyera una elegía, repite:
--Surgirán roces y aflicciones.
Los hombres se sentirán sumamente irritados,
y sus sentimientos se pondrán a prueba...
pueden surgir guerras. Podemos sobrevivir a ellas.
Pueden desatarse revoluciones.
Y nosotros subsistiremos.
Los Cuatro Jinetes del Apocalipsis pueden
cabalgar sobre la Tierra y volver
¡y Coca-Cola seguirá existiendo!
--¿Qué es esto, un Nostradamus posmoderno? --pregunto
consternado.
--Más bien un Nosferatu espantoso
que destila aguas negras
sobre la piel del tiempo:
Lo dijo Robert Woodruff,
en una convención de Coca-Cola
En 1936...




UNA ESPANTOSA INCUBADORA
--Quieren poner ventiladores subterráneos,
para que las personas resistan esta temperatura:
casi cien grados fahrenheit, que es el calor exacto
del útero en las vacas
cuando se gestan los terneros --Alicia me comenta
como una veterinaria admirable
capaz de percibir una espantosa incubadora
ahí donde sólo hay sudor y adrenalina.







Y ABRIMOS LOS OÍDOS
--¿Y cuál es la diferencia
entre pornografía y erotismo? --pregunta Alicia.
--El erotismo es muy sutil,
y lo obvio es la pornografía, -contesto, simplificando un poco.
--Pero si es obvio que te amo,
¿eso es pornografía? -dice y sus dedos se extienden;
Alicia desata la bragueta,
acerca su rostro hacia mi pene
y oprime con sus labios el sabor de mi cuerpo.
Saliva como miel,
caricias de su boca como nubes.
La savia de mi cuerpo a punto de brotar.
Su lengua como lira ciñe todas las notas
de una balada sorprendente.
Y entonces se detiene para hablar:
--¿Esto es pornografía o solamente amor?
Pero no lo resisto
y un imprevisto surtidor
empapa su epidermis.
Sus ojos dulces me miran sorprendidos
y luego dice: --No hay duda que es amor.



H. Pascal, foto tomada de: revistareplicante.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Península Hamartia (otros poemas)

Inhumación celestial   …troza mis huesos                          regresa mis brazos rodeando las rodillas                         ...